indispensable desarrollar sitios web con diseño responsivo

La Política “Mobile-Friendly” de Google

 

A partir de este año Google requiere como una de sus primeras directrices de posicionamiento orgánico para sitios web, una versión para dispositivos móviles y es que la compatibilidad multi-dispositivos es fundamental ya que hoy en día una de cada dos búsquedas se realizan desde smartphones y/o tablets.

 

En una primera etapa la escuela de los clásicos no ve mayor daño por esta medida dado que la política de momento sólo aplica para dispositivos móviles, no obstante a finales de año “mobile-friendly” será universal, pero la pregunta es ¿en sí como es que Google decide si tu sitio es amigable con teléfonos móviles?

 

  1. Evalúa si tu página se adapta a pantallas pequeñas, sobre todo en nitidez y distribución del texto. También que no sufra el “descuadre” es decir, que no se visualice incorrectamente omitiendo elementos, desproporcionándolos o que resulten ilegibles haciendo que el usuario tenga que usar la lupa o el acercamiento en su dispositivo.

 

  1. Correcta reproducción de los videos de tus versiones móviles, si el clip se queda sin audio, se cuelga o no se visualiza correctamente te sacaste otro tache, mucho cuidado aquí en especial con videos embebidos de Facebook y Youtube, recomendamos hacer pruebas desde diferentes navegadores y por supuesto desde emuladores de IOS y Android.

 

  1. Revisa que no tengas contenido en Flash o “iframes” no declarados ya que éste es contenido inaccesible para los bots lo cual es una señal de alerta tanto en diseño responsivo como en el clásico.

 

  1. Tiempo de carga del sitio, ya sabes, a mayor resolución de imágenes o texto sin resumir el tiempo de descarga aumenta ganando puntos negativos para tu web. Esto es un problema muy serio, puesto que muchos usuarios de telefonía tarifaria acaban sus datos móviles por navegar en sitios no optimizados, lo que en países desarrollados ya ha costado demandas.

 

Con los cuatro factores anteriores Google podría dar un dramático bajón en tu escala en el ranking de búsqueda, así que lo que resta es empezar a modificar contenido y sobre todo mucho trabajo de usabilidad. Recuerda que la política primaria de Google es ofrecer contenido relevante o de alta calidad, si tu sitio tiene problemas de navegación lo más probable es que en cuestión de semanas el trabajo de muchos años se pueda ver afectado.

 

Google no da leyes sin una recompensa, en este caso al cumplir con la política “mobile-friendly”, es decir al hacer bien tu trabajo responsivo el Gbot de Google te premia porque cuando alguien te busca desde su Smartphone aparece una leyenda que dice “Versión para móvil” y te conecta automáticamente a esta línea optimizada de tu sitio web. Fantástico.

 

Una última observación, hay muchos sitios para “convertir tu página en una web móvil”, es una oferta truculenta que hemos evaluado minuciosamente, sobre todo en el comportamiento con IOS y Android, la verdad es que descubrimos sistemas de compresión que arruinan por completo los meta-tags, las declaraciones de CSS y de paso varios de plano omiten el contenido multimedia causando diseños anacrónicos que lejos de beneficiarte pueden perjudicar tu tráfico. Otro aspecto que no nos gusta es que varios ponen una liga con el típico “creado con tecnología de…” y en el peor de los casos banners publicitarios de los programas o de terceros.

 

Desde mi punto de vista es mejor realizar una solución a la medida y reestructurar todo el sitio, si bien es un mal necesario… quizá,  pero es que aunque involucre muchas horas de retrabajo vale más asegurar el mejor resultado para tu cliente.

 

Por cierto, aquí puedes recibir una evaluación de cómo está tu sitio respecto a la política citada en este artículo: https://www.google.com/webmasters/tools/mobile-friendly/?hl=ES

 

La siguiente semana hablaré de la “canonicalización” una solución para evitar el robo de información de nuestros sitios, una sensacional herramienta que evalúa la duplicidad (plagio) de contenidos.

 

Razones para no usar Wix

 

Desde hace un mes tengo la oportunidad de trabajar con una marca importante que por desatinos de desarrolladores anteriores, se vieron en la necesidad de contratar servicios que ellos mismos pudieran administrar, en pocas palabras buscaban un CMS que el personal administrativo sin formación web pudiera controlar, esto sin contratar a un webmaster de planta por razones de presupuesto.

 

Entre las alternativas se decidieron por Wix, pero a menos de un año de contratar sus servicios la empresa decidió terminar su relación debido al nulo posicionamiento logrado en dicho periodo y es que aunque se invirtió una cantidad considerable en patrocinios de Facebook, Adwords y Remarketing terciado los resultados del posicionamiento orgánico fueron nulos.

 

Haciendo una auditoría de SEO, notamos que Wix trabaja con Ajax Crawling, que incluye los símbolos necesarios para crear “hashbank” aunque en realidad la optimización de lectura en navegadores desconoce dichos elementos, ya que Wix corre en javascript, de tal manera que los bots de Google lo leen como una imagen o un iframe no declarado.

 

Otra sorpresa que me encontré en la auditoría es que el contenido no se puede migrar, Wix no tiene una alternativa para exportar las carpetas, los scripts, imágenes, ni las hojas de estilo así que lo más probable es que la maquetación se tenga que realizar desde cero, esto ocasionado porque realmente el usuario está rentando los contenidos y plantillas que en realidad son propiedad de Wix así que si les cancelas prepárate a perder toda tu información.

 

Además de las anteriores Wix hace uso de la tecnología Flash, siendo que ésta ya no se admite en las políticas de HTML5, dado que para ver un sitio con estos plugins aparece constantemente la notificación de que debe actualizar la última versión de Flash etc y que ésta no es compatible con teléfonos móviles perdiendo valioso tráfico ya que hoy en día el 50% de las búsquedas se realizan desde smartphones.

 

El último factor que encontramos es que la empresa contrató un servicio Premium para que no apareciera publicidad de Wix, además contrató un dominio propio, no obstante estas medidas la página tiene problemas de inestabilidad y de disponibilidad, situación que tiene que corregirse ya que en menos de dos semanas encontré al menos 5 inconsistencias de “página no disponible”, por periodos que van de los 5 a los 72 minutos, esto como es de comprenderse perjudica el tráfico que se apunta hacia el sitio.

 

¿De qué me sirve una página que no se ve en teléfonos inteligentes y que constantemente está como no disponible?

 

A medida que he conocido la tecnología Wix no me parece del todo mala, su editor es intuitivo y los cambios se realizan relativamente rápido, aunque es cierto también que su editor consume recursos excesivos por lo cual tendrá dificultades para trabajar con computadoras limitadas y no se diga desde teléfonos inteligentes, sin embargo las páginas Wix son visuales y están bien para empresas que desean tener su primera experiencia en Internet, con pequeños sitios de presencia de marca donde el posicionamiento orgánico no sea un factor indispensable.

 

En otras palabras, puedes crear un sitio con Wix, pero toma en cuenta que no debes esperar que se posicione, existen empresas que llevan 2 o más años utilizando esta aplicación y no aparecen ni siquiera buscándolas por nombre.

 

Por lo pronto seguiré conociendo Wix y les comentaré qué más características encuentro en esta aplicación.

 

 

La caída de Adobe Flash

 

La primera vez que tuve contacto con Macromedia Flash fue en la preparatoria (2003), estábamos diseñando un mapa que mostraría los Estados de la República cuando alguien se parara sobre uno de ellos ofreciendo información demográfica como número de habitantes, actividades económicas, géneros, etc.

 

Buscábamos una buena calificación y cuando terminamos la presentación nos dimos cuenta del incipiente resultado que obtuvimos con Power Point así que buscando tutoriales (no habían videos, todo era leer y leer foros) encontramos Flash, FreeHand y otros programas maravillosos de Macromedia que atrajeron nuestro interés.

 

En apenas dos semanas aprendimos mucho y sin utilizar el “action script” obtuvimos un resultado modesto, aún así fue mucho mejor que el de Power Point.

 

Más tarde ya en la Universidad Flash era un referente para diseñar contenidos para Internet y materiales multimedia. Este programa era genial, nos permitía hacer de todo: Transiciones, botones pero sobre todo animaciones que cautivaban al usuario.

 

Era el año 2005 y 7 de cada 10 sitios de Internet estaban totalmente diseñados en Flash, el resto lo usaban parcialmente, de esta manera el software de Macromedia era una obligación, conocerlo, meterse a las raíces, era una necesidad, crear escenas sobre escenas, bases, capas de papel cebolla, ciclos anidados y sobre todo, acciones embebidas.

 

Era de lo más común perderse entre escenas, cuando el sitio tenía muchas secciones la computadora se trababa, era fácil cometer un error en los scripts y “enciclar” la máquina, olvidar dónde se habían colocado fotogramas clave y hasta escenas completas, en pocas palabras era un caos pero muy lindo, visual y que no tenía nada que ver con php, ni los editores de html que se guiaban por contenido meramente plano sobre tablas.

 

En Flash eras libre.

 

Sin embargo todo cambia y aunque Flash estaba en su apogeo lo común es que se tuvieran que comprimir los sitios porque los archivos eran de gran tamaño, en el peor de los casos comprimía tanto que la calidad y el resultado visual eran a secas malos y pixeleados, sin embargo era mejor hacer esto que dejar al visitante 15 minutos cargando una página. Una alternativa era cargar parcialmente las escenas y que sólo se desplegaran al hacer clic sobre un botón, sin embargo era de lo más incómodo dejar esperando al usuario cada que daba clic sobre un nuevo botón.

 

Otro punto flaco eran las constantes actualizaciones de los navegadores, quizá te pasó que al entrar a una página recibías una advertencia para actualizar Flash y tenías que reiniciar tu computadora para ver el contenido, situación que con HTML 5 ha quedado en el pasado, hoy en día ya nadie reinicia su computadora para ver tu sitio, si usas plugins caducos lo más probable es que el cibernauta abandone tu página.

 

Desde el punto de vista histórico a Flash le tocó ver la caída de Internet Explorer, la consolidación de Mozilla Firefox y el surgimiento de Google Chrome, éste último al parecer anunciaba la muerte de Macromedia, que en el año de 2005 sería absorbida por el gigante Adobe. Eran como campanadas que invitaban a Flash a la modernidad sin embargo continuó por un camino de incompatibilidad y cuando otro gigante, Steve Jobs anunció su total desinterés porque el iPhone y en general los OS fueran compatibles con Flash de manera neta, la decadencia comenzó.

 

Hasta la fecha muchos colegas le llaman Macromedia Flash y no Adobe, quizá por cierto sentimentalismo, la verdad es que hoy Flash está muerto, es incompatible con la mayoría de teléfonos móviles, es demasiado pesado agotando rápidamente las baterías de los dispositivos, tiene resultados pésimos en cuestión de SEO y por si fuera poco el usuario debe contar con todos los plugins actualizados para visualizar el contenido.

 

Flash escapa también a las nuevas directrices de diseño responsivo de HTML5, CSS3 y Javascript, es decir de los lineamientos de buenas prácticas de Web 2.0 quedando así obsoleto. Por este motivo desde 2014 muchos juegos hechos anteriormente en Flash ahora se desarrollan y optimizan para HTML 5, los programas publicitarios admiten ya nuevos tipos de banners más compatibles como formatos GIF y hasta el mismo Youtube tiene una política que entrará en vigor para 2016 donde los métodos de inserción de videos serán exclusivamente en códigos HTML5.

 

El futuro de Flash en la web se ve oscuro, pero le quedan todavía los recursos didácticos, presentaciones de negocios y diversos contenidos que no requiere estar en la nube. En lo particular sigo pensando que si de impacto visual se trata Flash es una herramienta competitiva, no obstante para situaciones responsivas, adaptativas y concretamente para contenido online se descarta para mis clientes debido a que en la actualidad 1 de 2 visitas se realizan desde dispositivos móviles, incompatibles en su mayoría con Flash.