La Historia de El Patito Juventino Alvarado Muéganos El Águila

La Historia de El Patito Juventino Alvarado Muéganos El Águila

publicado en: Cultural, Históricas | 0

La Historia de El Patito Juventino Alvarado Muéganos El Águila: Es la primera vez que nos toca escribir sobre un personaje en específico de Tehuacán y es que ciertos hombres y mujeres se convierten por diversas circunstancias en íconos de sus ciudades, hablar de ellos es remontarnos a una época específica, que nos lleva a revivir bellos recuerdos.

 

Juventino Alvarado Rojas, denominado por algunos como el último pregonero de Tehuacán, fue una persona que se ganó la vida en sus años maduros vendiendo muéganos, primero cargando el producto en una charolita sobre su cabeza, después con un carrito como el que se aprecia en la foto, siempre con su farolito rojo y diciendo a los tehuacaneros este pregón:

 

El Pregón de El Patito: “Niños y niñas vengan a comprar, ya llegó su mueganero que los va a deleitar, con muéganos de harina y huevo, de marca El Aguila Real. ¡MUÉGANOS DE PUEBLA!

 

Se dice que desde temprano se le veía recorrer las calles principales de Tehuacán ofreciendo su producto “El Muégano del Águila Real”, empujando su carrito se detenía en alguna esquina citando el pregón que lo distinguía y que no se ha vuelto a escuchar.

 

Mención aparte merecen los muéganos de El Águila Real, pero sin duda parte de su posicionamiento urbano se debe al trabajo del Señor Alvarado Rosas; a esta dupla, hombre – marca Leo Velázquez les compuso una bella canción:

 

 

La Historia se hizo canción: Muégano Tehuacán Puebla – Leo Velázquez

 

Me contaron mis hermanos que este dulce se vendía la noche de cada día por un vendedor ufano, sosteniendo con la mano la charola en la cabeza, demostrando su destreza su graciosa habilidad, yo no sé si era verdad pero hablaron con certeza.

 

Le cortaban al momento el trozo que compraría y si monedas tú traías, te llevabas buen segmento de tan buscado alimento en su carretón austero yo recuerdo al mueganero recorriendo los callejones y hoy canto con emoción al último pregonero.

 

Se me antojó un muégano, un bocadillo diáfano, pues yo no soy alérgico a dulce tradición, de Tehuacán El Águila es la marca del pródigo, en las tardes de sábado se escucha el pregón.

 

Vamos al parque rápido a su salón con céntrico por ese dulce mítico famoso en la región. No se utilizan máquinas ni sustancias sintéticas, para lograr el éxito del sabor.

 

 

 

Fotografía extraída de Personajes, Mitos y Leyendas de Tehuacán, de Luis Ramón Castañeda, recomendamos ampliamente visitar su trabajo en: http://personajesmitosyleyendasdetehuacan.blogspot.mx/

 

 

 

 

Seguir Historia de Tehuacán:

Somos un conjunto de emprendedores cautivados por la belleza histórica y cultural de Tehuacán Puebla. Hacemos pequeños esfuerzos por difundir a nuestra ciudad y la región como un lugar importante en la historia de México.

Últimas publicaciones de