La Leyenda de Los Dientes del Monstruo de San Francisco

La Leyenda de Los Dientes del Monstruo de San Francisco

publicado en: Cultural, Históricas | 0

La Leyenda de Los Dientes del Monstruo: En los últimos años del siglo XIX, vivió en el Ex-convento de San Francisco el piadoso y muy querido Fray Antonio de Varela y Bazán, último vestigio del poder de los franciscanos en Tehuacán.

 

Como todo ser humano tenía sus temores y uno de los más notorios era  a los incendios.  Tenía su despacho donde hoy está la entrada principal, que corresponde al atrio de esa venerada iglesia e impulsado por su miedo al fuego, aunque ya había cañería que  dotaba de agua la fuente, decidió que para tenerla en mayor abundancia mandaría excavar un pozo que le garantizara un buen abasto en caso de siniestro.  Contrató peones para hacerlo y fue haciéndose el pozo cada vez más profundo.

 

A pesar de sus oraciones el agua no aparecía, pasaron de capas arcillosas a otras arenosas y a suelos duros en que fue necesaria gran fuerza y pericia para seguir el trabajo.  Así llegaron en el año de 1888 hasta los cuarenta metros y encontraron un estrato que tenía muchos huesos grandes incluyendo dos molares como de ocho o nueve centímetros de largo y dos de diámetro.

 

Los huesos fueron entregados al fraile por los trabajadores quienes corrieron la voz de que eran los dientes de un monstruo, a pesar de negarlo reiteradamente el fraile, los supersticiosos poceros fueron desertando, esparciendo historias de lo que sentían al estar en las profundidades. Dijeron que al bajar sentían un escalofrío recorrer sus cuerpos y ya en el nivel alcanzado  escuchaban rugidos de fieras y enormes retumbos precedidos por fuertes temblores.

 

Por más que el religioso les aseguraba que los dientes de seguro habían pertenecido a un animal prehistórico, no hubo poder humano que los hiciera regresar. Aunque Fray Antonio quedó muy molesto por tanto trabajo hecho infructuosamente, para acabar con los rumores resolvió tapar el pozo con una enorme laja, la cual quedó exactamente bajo el foro de lo que fue el antiguo Teatro Olimpia, que estuvo donde hoy se encuentra el atrio del Templo Franciscano.

 

Extraído de:

Leyendas, tradiciones y  consejas  populares de Tehuacán

Guadalupe Martínez Galindo

 

 

 

Seguir Historia de Tehuacán:

Somos un conjunto de emprendedores cautivados por la belleza histórica y cultural de Tehuacán Puebla. Hacemos pequeños esfuerzos por difundir a nuestra ciudad y la región como un lugar importante en la historia de México.

Últimas publicaciones de