empresa desarrolladora de sofware en tehuacan para internet

 

Esta poderosa herramienta puede ser diseñada para que usted la tenga de manera física sólo en su empresa o desde su dispositivo móvil, su principal objetivo es tener un mejor control de sus relaciones con el cliente, obteniendo información de valor que le permita incrementar sus ventas.

 

Empecemos por el principio diciendo que el funcionamiento del CRM y sus funciones serán diferentes de acuerdo a las necesidades de cada empresa y el enfoque que ella tenga sobre el trato que le brinda a sus clientes. Considere que este tipo de software debe adaptarse a las necesidades y procesos de la empresa y no al revés pues cada proceso interno se desarrolló pensando en el entorno específico de su organización.

Pero… ¿Cómo funciona un CRM?

Un CRM viene de las siglas customer relationship management o manejo de las relaciones con los clientes, esto implica que el software por naturaleza permitirá fortalecer las relaciones entre la marca y sus consumidores almacenando información de valor sobre nuestros contactos, por ejemplo su dirección física, teléfonos, e-mails, necesidades, fechas de cumpleaños, aniversario, gustos, frecuencia de compra, interacción del equipo de ventas como reuniones, acuerdos, condiciones de compra, visitas, conversaciones y mucho más.

Cuando la empresa ha recopilado toda esta información, el CRM de forma semi-automatizada es capaz de interpretar y gestionar los datos para ejecutar acciones específicas, por ejemplo lanzar campañas de marketing específicas, precios especiales por temporada, segmentar a los clientes en función de sus intereses, ubicación, edad, montos de compra, líneas de producto y mucho más. Para ello es muy importante que la información se actualice día a día y contar con un data actualizado.

Y… ¿para qué me sirve un CRM en mi empresa?

Por su naturaleza un CRM empresarial nos ayuda a conocer mejor a nuestros clientes y tener una herramienta tecnológica que nos permita comprender más a detalle sus necesidades, brindando una atención específica y más personalizada. No obstante estas generalidades, existen funciones muy específicas que se pueden realizar, por ejemplo:

  • Proyección y gestión de ventas
  • Heurística de ventas
  • Gestión de ingresos
  • Análisis de campañas de marketing
  • Comunicación interna
  • Gestión y resolución de reclamaciones, consultas…
  • Presupuesto y facturación

 

 

 

Decidirse a integrar un CRM en su empresa implica estructurar de manera orgánica las funciones de sus áreas de ventas, teniendo un mejor control sobre la interacción que tienen los asesores con sus clientes y las acciones que realizan todos los días, facilitando la medición de resultados. Sin duda un CRM es un aliado vital para acercarnos más a nuestros clientes, sobre todo cuando las ventas son tan grandes que es muy difícil tener un monitoreo manual.

Si usted piensa instrumentar una solución de este tipo para su empresa póngase en contacto con nosotros, podemos brindarle una solución a la medida de sus necesidades.