Uno de nuestros ramos de especialidad más atractivos es la formación de fuerzas de ventas digitales pero esto ¿qué significa para una empresa? Imáginese la posibilidad de llegar a nuevas plazas ya sea a nivel regional, estatal o inclusive nacional sin tener que invertir en hoteles, comidas, combustible, casetas y gastos derivados… Esta idea podría sonar futurista en 2005 para la gran mayoría de las empresas, pero ahora en 2018 es una realidad cada vez más común fusionando tres elementos clave:

 

Tres herramientas clave en la integración de una fuerza de ventas digital:

  1. Una plataforma integral que optimice la relación con sus clientes, en el mercado se denominan como CRM. Las soluciones de ICAD Total le permiten de un modo predictivo mediante el uso de heurística, predecir el comportamiento de su curva de ventas, de acuerdo a las necesidades particulares de cada cliente. Esto a través de un minucioso análisis de las preferencias, frecuencia de compra y condiciones especiales que se manejan con cada cuenta.
  2. Capacitación del capital humano, de tal manera que el personal sea capaz de comprender la filosofía de trabajo tanto del software como del bridge entre los almacenes, inventarios, políticas de ventas y el cliente, adelantándose a las necesidades y logrando negociaciones basadas en la asertividad.
  3. Flujo de información clave en tiempo real, integrando las actividades cotidianas de las áreas de ventas con los indicadores más sensibles para la toma de decisiones de la alta dirección.

 

¿Es sólo un call center?

Claro que no, no nos remitimos a hacer llamadas y colocar pedidos. Nuestra filosofía va más allá logrando un profundo conocimiento del mercado, del cliente y de las necesidades específicas que él está buscando en el momento correcto. Migrar hacia una fuerza de ventas digital no sólo implica una reducción dramática de costos operativos, sino mayor eficiencia y control dentro de las actividades de captación, colocación y retención que realizamos en el día a día.

Muestre a sus colaboradores nuevas herramientas de marketing directo para aumentar su participación de mercado, oriéntelos a objetivos realistas y específicos, midiendo el desempeño de cada colaborador en tiempo real.